The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Cuatro donantes se comprometen a aportar más de 215 millones USD para mejorar la sanidad en los lugares menos accesibles de Myanmar

Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Suiza se han comprometido a donar más de 215 millones USD para mejorar la salud de las personas más vulnerables de Myanmar a través del Fondo para el acceso a la salud administrado por UNOPS.

Aunque el sistema sanitario de Myanmar continúa mejorando, todavía persisten importantes desigualdades en materia de salud. Las personas que viven en zonas afectadas por conflictos son propensas a padecer problemas de salud, al igual que las personas que viven en lugares remotos o de difícil acceso.

Cuatro donantes —Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Suiza— se han comprometido a abordar estos desafíos complejos mediante una financiación conjunta y continua para el sector de la salud de Myanmar. Este mecanismo de financiación común, el Fondo para el acceso a la salud, operará desde enero de 2019 hasta finales de 2023. El Fondo se alinea con los objetivos y prioridades de salud nacionales y respalda la consecución de la cobertura sanitaria universal para 2030.

La Presidenta del Fondo para el acceso a la salud, Rea Bonzi, explicó: «A pesar de haber logrado grandes avances en los últimos años, el sistema de salud de Myanmar se enfrenta a grandes dificultades para llegar hasta sus poblaciones más vulnerables».

«Desde las personas que viven en zonas remotas o afectadas por conflictos, hasta aquellas que hacen frente a un enorme estigma para acceder a los servicios, el Fondo para el acceso a la salud tiene como objetivo respaldar al Gobierno y a las organizaciones de salud étnicas para llegar a todas ellas», agregó.

Gail Marzetti, la Directora de UK Aid en Myanmar, señaló que, aunque las estadísticas de salud en el país pueden ser alarmantes, existen soluciones factibles.

«En Myanmar, uno de cada tres niños sufre retrasos en el crecimiento. Al menos 1.900 mujeres embarazadas y 48.000 niños menores de cinco años fallecen cada año por causas que se pueden prevenir. Pero hay buenas noticias. El Fondo para el acceso a la salud trabajará junto con el Ministerio de Salud y Deporte y con organizaciones de salud étnicas para solucionar estos problemas e implementar intervenciones basadas en las lecciones aprendidas del Fondo para los Tres Objetivos de Desarrollo del Milenio (3 ODM)», declaró.

El Fondo ayudará a proporcionar servicios donde más se necesitan mediante el apoyo a las organizaciones de salud étnicas y una estrecha colaboración con el Ministerio de Salud y Deporte. Las actividades se centrarán en las zonas afectadas por conflictos, que resultan de difícil acceso para los proveedores de asistencia sanitaria del Gobierno y en las que los servicios de salud disponibles pueden ser limitados o de baja calidad.

El Fondo para el acceso a la salud también dedicará fondos y recursos a continuar trabajando en el fortalecimiento del sistema sanitario y a reforzar y aprovechar los logros de su predecesor, el Fondo 3 ODM.

Teresa McGhie, Directora de misión de USAID, destacó los beneficios de reunir a donantes clave en un solo fondo.

«Este mecanismo de múltiples donantes aumentará la efectividad de la ayuda, ampliará su alcance, distribuirá los riesgos y brindará apoyo coordinado a las prioridades del país», explicó.

El Director de la oficina en Suecia, Anders Frankenberg, reconoció los logros y las lecciones del 3 ODM: «Las personas que viven en municipios respaldados por el 3 ODM gozan de mejores oportunidades para acceder a la atención sanitaria de calidad que necesitan, no solo para sobrevivir, sino también para prosperar».

«Las mujeres tienen embarazos más saludables y seguros, con una buena nutrición y servicios de planificación familiar, y sus bebés cuentan con mejores oportunidades en la vida», añadió.

El Fondo para el acceso a la salud apoyará la respuesta de Myanmar ante las enfermedades transmisibles (malaria, VIH y tuberculosis) y la salud maternoinfantil, y también dedicará recursos a reforzar el sistema sanitario de Myanmar mediante inversiones en capacidad humana, infraestructuras y sistemas de gestión.


Descubrir más