Afrontar una crisis sanitaria

La rehabilitación de uno de los hospitales más importantes de Yemen permite ofrecer mejores cuidados médicos.

Saber más

Cada mes, más de 3.000 mujeres dan a luz y hasta 4.000 niños y niñas reciben tratamiento en el Hospital Al Sabeen de Saná, la capital de Yemen. Este hospital, el más importante de Yemen para servicios de salud maternoinfantil, recibe pacientes de hospitales del resto del país y cuenta con una amplia plantilla de trabajo compuesta por médicos y especialistas en el tratamiento de enfermedades raras.

A pesar del papel fundamental que desempeña el hospital para brindar servicios de salud maternoinfantil, las malas condiciones y la escasez de material presentan numerosos desafíos.

El hospital no podía prestar servicios eficientes ni de buena calidad ya que se encontraba en ruinas. Enfrentábamos numerosas dificultades al hacer nuestro trabajo. A veces, los médicos tenían que recetar más antibióticos de lo normal para tratar de impedir la propagación de enfermedades contagiosas».

Dra. Majeda Al Kateeb - Directora del Hospital

Una situación crítica

En los últimos ocho años, el conflicto actual en Yemen ha dejado más de 20 millones de personas con necesidad de asistencia humanitaria y ha deteriorado significativamente la salud de toda la población del país. En particular, se han acentuado los problemas de salud materna, desnutrición infantil, vacunación y epidemias de enfermedades transmisibles, lo que supone una carga adicional en los servicios de salud ya de por sí desbordados.

Se estima que cada dos horas una madre y seis recién nacidos mueren a causa de complicaciones durante el parto en Yemen. Más de dos tercios de la población no tiene acceso a los servicios de salud básicos. La necesidad de mejores instalaciones de salud y servicios de calidad es acuciante.

50%
de instalaciones de salud en funcionamiento
Instalaciones de salud

Tan solo el 50% de las instalaciones de salud de Yemen están en pleno funcionamiento. Este hecho, además de la escasez de especialistas, equipo y medicamentos, y el deterioro de la infraestructura, presenta grandes obstáculos para la prestación de servicios de salud.

En el marco de las iniciativas de respuesta humanitaria para afrontar algunos de los problemas de salud más graves de Yemen, UNOPS se ha asociado con KfW, el banco de desarrollo del Gobierno de Alemania, para rehabilitar y dotar de equipo a las instalaciones de salud públicas clave según las necesidades de la población.

En primer lugar, se decidió rehabilitar y dotar de equipo a las diferentes unidades del Hospital Al Sabeen. También se mejoró la infraestructura de abastecimiento de agua y se remplazó el sistema de iluminación para aumentar la eficiencia energética. Se hizo hincapié en el control de enfermedades contagiosas en respuesta a la pandemia de COVID-19 y la creciente vulnerabilidad del país a brotes epidémicos. Para ello, se rehabilitaron varias unidades del hospital para utilizarlas también como unidades de aislamiento de manera oportuna.

Más de 130.000 personas se beneficiarán de las instalaciones mejoradas en el Hospital Al Sabeen. Gracias a nuestra alianza con el Gobierno de Alemania y KfW, el hospital se encuentra en una mejor situación para seguir prestando servicios médicos vitales a las madres y los niños y las niñas yemeníes».

Muhammad Usman Akram - Director de la Oficina Multipaís de UNOPS en Ammán

Un impacto positivo

Tanto el personal como los pacientes ya disfrutan de las mejoras del hospital. Gracias a la rehabilitación, el personal ya puede hacer mejor su trabajo.

Tras las obras de rehabilitación del hospital, la situación cambió drásticamente. Ahora disfrutamos de una mayor comodidad. Podemos coordinar y organizar nuestro trabajo mucho mejor. La situación es totalmente diferente».

Sumia Taha - Auxiliar de Medicina

El equipo médico de última tecnología ayuda a los especialistas a ofrecer mejores tratamientos. Por ejemplo, gracias a un ecógrafo 4D, la Dra. Sabaa Amer, radióloga, puede hacer una revisión más exhaustiva cuando se detectan anomalías en el feto. «Es uno de los mejores aparatos que hemos recibido. [En el hospital] tratamos a muchos pacientes que tienen deformidades, muy habituales hoy en día a causa de la guerra», explica.

Profesionales médicos del Ministerio de Salud ofrecieron capacitación sobre cómo utilizar y mantener el equipo nuevo, con el objetivo de que pueda utilizarse para salvar vidas en los próximos años.

Información sobre el proyecto

El proyecto de fortalecimiento de la resiliencia mediante la mejora de las instalaciones de servicios de salud está financiación por el Gobierno de Alemania a través del banco de desarrollo KfW. El proyecto de 75 millones USD tiene como objetivo mejorar el acceso a los servicios de salud de calidad a través de la rehabilitación de la infraestructura, la mejora del equipo médico y el suministro de mobiliario hospitalario, así como el aumento de la capacidad. Mediante el proyecto, se han rehabilitado 19 centros de salud y se han reformado y equipado 21 unidades hospitalarias para utilizarlas como unidades de aislamiento en las provincias de Aden, Al Mahweet, Hadramout, Lahj y Saná.

El proyecto está en consonancia con los objetivos de salud del plan de respuesta humanitaria de las Naciones Unidas para Yemen, que incluye mejorar el acceso a los servicios de salud primaria y secundaria, capacitar a los hospitales para dar respuesta a brotes epidémicos y restablecer la funcionalidad en instalaciones de salud cerradas o dañadas.