The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Un nuevo informe insta a cambiar el enfoque sobre la infraestructura para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El informe, publicado por The Economist Intelligence Unit (The EIU), sostiene que es necesario cambiar nuestro planteamiento sobre el papel que la infraestructura desempeña en el desarrollo sostenible a largo plazo.

El ensayo de investigación El papel fundamental de la infraestructura en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se centra en cómo puede la infraestructura impulsar la sostenibilidad y la prosperidad a largo plazo y examina el papel clave que la infraestructura puede desempeñar ―y desempeñará― en el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El informe concluye que serán necesarios nuevos enfoques sobre la planificación y la implementación de modo que las infraestructuras evolucionen y alcancen este potencial.

«Este ensayo muestra que la única forma de construir infraestructura sostenible es tener en cuenta los tres pilares ―económico, medio ambiental y social― de manera conjunta», afirmó Martin Koehring, Redactor jefe de The EIU.

«Debemos entender los proyectos de infraestructura como parte de un sistema que comprende un portafolio de infraestructuras interconectadas que prestan servicios esenciales para la sociedad», añadió el Sr. Koehring.

Este ensayo de investigación independiente ha sido elaborado por The EIU y ha contado con el respaldo de UNOPS. Asimismo, han contribuido expertos destacados de sectores relacionados desde las siguientes entidades: el Banco Mundial, el Departamento de Desarrollo Internacional (DFID) del Reino Unido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Universidad de Oxford, la Corporación Financiera Internacional, Arup y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Si queremos alcanzar las ambiciosas metas de los ODS, es imprescindible que identifiquemos la infraestructura como la base del desarrollo sostenible a largo plazo. Los resultados de esta investigación sin duda suponen un paso importante en este proceso».

Grete Faremo - Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de UNOPS

El informe concluye que los proyectos de infraestructura bien planificados e implementados pueden generar beneficios económicos, medio ambientales y sociales a largo plazo. Sin embargo, para conseguir dichos beneficios, los países deben superar primero considerables desafíos sin descuidar sus necesidades de infraestructura, necesidades que crecen a pasos agigantados. Algunos de los obstáculos que se tratan en el informe son las posibles deficiencias en la gobernanza y en los estándares de calidad, la ineficacia en la planificación y en la formulación de políticas públicas y grandes déficits en la financiación de la infraestructura.

El informe sostiene que la colaboración en las etapas de planificación, diseño, ejecución y gestión resulta fundamental para cubrir las necesidades futuras de la sociedad, así como para poder aprovechar los beneficios que la infraestructura sostenible y resiliente puede generar. Dichos beneficios incluyen el fomento de las oportunidades laborales y del crecimiento económico, la mitigación del impacto del cambio climático y mejoras en el acceso a servicios de salud, educación y saneamiento.

En su contribución al informe, Marianne Fay, economista jefe de cambio climático del Banco Mundial, declaró lo siguiente: «Entendemos la infraestructura desde el punto de vista de prestar servicios a las personas. Ese es el objetivo final, y esperamos poder hacerlo de forma resiliente y sostenible en las tres dimensiones de la sostenibilidad: económica, medio ambiental y social».

Los resultados del informe son similares a los del informe que elaboraron con anterioridad UNOPS y el Consorcio de investigación de transiciones de infraestructura de la Universidad de Oxford. En dicho informe, se concluyó que la infraestructura conectada en red ―es decir, la infraestructura en los ámbitos de abastecimiento de agua, gestión de residuos, energía, comunicación digital y transporte, entre otros― influye en el 72% de las metas de los ODS.


Descubrir más