The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

El papel de UNOPS en las operaciones de mantenimiento de la paz

Con motivo del Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas, analizamos más en detalle el trabajo que UNOPS realiza para apoyar a la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS).

La UNMISS, que cuenta con alrededor de 14.000 miembros de su personal desplegados por todo el país, tiene como objetivo prevenir los actos de violencia contra civiles. Para ello, proporciona un entorno seguro a aquellas personas de Sudán del Sur que hayan huido de la violencia y buscado refugio en los emplazamientos de protección de civiles. Asimismo, el personal de paz de la UNMISS facilita la entrega en condiciones de seguridad de la ayuda humanitaria, que incluye alimentos, agua potable, refugio y atención sanitaria.

Tras casi cinco años de conflicto y como consecuencia del estancamiento del proceso de paz, en el país viven cerca de 1,76 millones de desplazados internos y alrededor de 2,45 millones de personas buscan refugio en países vecinos.

Como parte de la misión de mantenimiento de la paz, se han instalado campamentos remotos en distintos puntos de Sudán del Sur, por lo general en zonas de difícil acceso. El estado deficiente de la infraestructura, que ha empeorado a causa de una larga temporada de lluvias y del conflicto actual, entorpece en gran medida la entrega de suministros e incluso dificulta el mantenimiento básico de los campamentos.

Desde diciembre de 2016, UNOPS asiste a la UNMISS en la prestación de servicios de apoyo que resultan esenciales para el funcionamiento de 11 campamentos. Más de 400 trabajadores de Sudán del Sur, contratados y gestionados por UNOPS, prestan una variedad de servicios para reducir las responsabilidades logísticas de la UNMISS.

Además, gracias al sistema de gestión de desechos implementado por UNOPS, las condiciones de vida son más salubres y la huella ecológica de la misión es menor. En los camiones y aviones que vuelven a Yuba tras entregar suministros en el terreno se llevan las botellas de plástico y las latas que se han acumulado y prensado, de forma que puedan reciclarse. En Torit, uno de los campamentos, gracias al nuevo sistema de gestión de residuos se consiguió disminuir el volumen de residuos sólidos en un 64% durante los primeros seis meses.

Para una correcta gestión de residuos es preciso que se produzca un cambio en el comportamiento: «El origen y las costumbres de cada persona son diferentes. Colaboramos con un oficial de medio ambiente de la UNMISS para colocar carteles informativos para los residentes y para equipar cada habitación con dos cubos: uno para basura orgánica y otro para plástico y metal», explica Kanthan Thayalan, Responsable de instalaciones en Wau.

Los residentes de los campamentos perciben los efectos positivos de estas medidas.

Además de la prestación de servicios, lo más especial de este proyecto son las contribuciones de los responsables de instalaciones a cada campamento».

Reisi Penagos - Gestor de proyectos de UNOPS

En Torit, por ejemplo, con las semillas proporcionadas por el Responsable de instalaciones Henrik Stoltz, se plantó en una parcela de tierra seca un huerto, de cuyo cuidado se ocupan miembros del personal de UNOPS. De este modo, ahora en la cafetería del campamento se sirven verduras frescas. En esta línea, se ha renovado la cocina y el Sr. Stoltz, que también es cocinero de formación, ha capacitado al personal de cocina sobre cómo hacerlo de manera saludable y segura.

«En los últimos 16 meses el campamento ha dado un giro radical y aún hay muchos cambios en marcha. La UNMISS me apoya en todas estas actividades. Además, están encantados de disfrutar de todos estos nuevos servicios. La creatividad se aprecia mucho y gusta sobre todo a los visitantes», afirma el responsable de instalaciones.

A través de este proyecto también se crea empleo en las comunidades cercanas a los campamentos de la UNMISS, en las que sus integrantes se encuentran en situaciones difíciles y se ven afectados por conflictos. Además de inyectar dinero a las economías locales, con el proyecto se desarrolla la capacidad del personal mediante la especialización y la capacitación en el lugar de trabajo. De igual forma, la contratación de personal diverso ha permitido tender puentes entre una variedad de grupos étnicos y culturas en lugares en los que surgen conflictos entre las comunidades.

En Yuba, UNOPS presta servicios de transporte al personal de la misión para que viaje entre los dos campamentos de la ciudad. Por otro lado, el personal nacional puede utilizarlos para desplazarse desde y hasta sus casas. Debido a la inseguridad y a la falta de combustible y de medios de transporte, este servicio resulta esencial para garantizar la seguridad y la continuidad de la misión.

Michael Salah, conductor y supervisor de los 34 conductores encargados del servicio de transporte, asegura que UNOPS ha desempeñado un papel fundamental en la mejora del desempeño: «Los conductores prestan más atención al volante, así que se ha reducido el número de accidentes». Ahora su intención es continuar progresando junto con su equipo: «Nos gustaría formarnos en mecánica y aprender a reparar camiones grandes. En definitiva, aspiramos a ampliar nuestros conocimientos».

En 2017, UNOPS proporcionó servicios valorados en unos 260 millones USD en nombre del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz. UNOPS apoya las misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en diez países de África.


Descubrir más