The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Atención sanitaria confiable en situaciones de emergencia

Cuatro horas al noroeste de la Ciudad de Guatemala, en el altiplano occidental y al pie del volcán Santa María, se encuentra la segunda ciudad más grande del país, Quetzaltenango, también conocida como Xela, que deriva del antiguo nombre maya Xelajú.

Quetzaltenango

«Ha mejorado no solo la cantidad de pacientes que atendemos, sino la calidad de atención que les damos no solo por tener instalaciones más actualizadas y con mejor tecnología sino porque también brindamos atención de especialidades [...]».

Dr. Fernando Marroquín Saavedra, Director del Hospital de Quetzaltenango

Aunque el sector público proporciona servicios de atención sanitaria, muchos guatemaltecos de origen indígena o que habitan en zonas rurales enfrentan obstáculos para acceder a la atención sanitaria de calidad. En Xela, la mayoría de la población es de origen indígena y muchos se consideran vulnerables y desfavorecidos.

Sin embargo, gracias al nuevo hospital terminado en 2017 y las mejoras del equipo, los servicios y la disponibilidad de medicamentos, la calidad de los servicios ha aumentado en la región.

«El hospital [antiguo] era un hospital pequeño, de 41 camas, con un área de emergencia, donde se atendía a todos los pacientes que llegaran al mismo tiempo. Podíamos estar atendiendo un niño con diarrea, una señora con un trabajo de parto, un paciente que se accidentó en una moto y a la par una abuelita que tiene la presión alta», indica el Dr. Fernando Marroquín Saavedra, Director del Hospital de Quetzaltenango.

«Se daba la atención de emergencia, lo que se podía manejar en el Hospital de Quetzaltenango se hacía y si no pues se enviaba a los diferentes hospitales de la región o de la ciudad capital», agrega.

El nuevo hospital supone una mejora significativa en la atención de los pacientes, no solo para el municipio y el departamento, sino para la región. El hospital —una de las instalaciones más modernas en Centroamérica— ahora presta servicios a varios departamentos en la zona oeste de Guatemala, incluidos Huehuetenango, Quetzaltenango, Quiché, San Marcos, Sololá y Totonicapán.

Reliable healthcare in times of emergency

2.000
pacientes atendidos en emergencias todas las semanas
Emergencias

En promedio, el Hospital de Quetzaltenango atiende a 4.300 pacientes por semana en la clínica de servicios ambulatorios y a 2.000 en emergencias.

UNOPS también trabaja con el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) para mejorar la adquisición de medicamentos y equipo, lo que ayuda a garantizar que los medicamentos se compren a un precio de comercio justo y cumplan con los estándares internacionales y nacionales, independientemente de su nombre comercial.

El Dr. Marroquín Saavedra afirma que los ahorros generados gracias a la colaboración del IGSS con UNOPS beneficiarán en gran medida a la prestación de servicios de atención médica en la región. «La liquidez que nos va a permitir ese ahorro va a verse directamente utilizado en compra de mejores materiales, mejores medicamentos y mejor equipo para la atención de nuestros afiliados», indica.

Otra mejora significativa ha sido la capacidad del hospital para atender más casos de emergencia, lo que constituía el desafío principal del IGSS y del departamento de Quetzaltenango. El Hospital de Quetzaltenango antes tenía que derivar a los pacientes a otros centros médicos, pero ahora atiende una gran cantidad de casos de emergencia del país.

«En cierto momento, atendemos casi al 40% del país en situaciones de cuidado crítico; todos los departamentos desde Sololá hacia la frontera de México acuden a nosotros», afirma el Dr. Marroquín Saavedra. «Si hay necesidad de atención de cuidado crítico, los pacientes son referidos a este hospital».

Luisa Esperanza Ordóñez Gómez es una de las muchas pacientes que salvaron su vida gracias a los servicios de emergencia y atención sanitaria mejorados.

Atención sanitaria de calidad al servicio de las personas: la historia de Luisa

Luisa, de dos años de edad, fue diagnosticada con neumonía y se mantuvo internada durante dos meses luchando por su vida. Sin las mejoras recientes de los servicios de atención sanitaria y los medicamentos disponibles, los médicos creen que no hubiese sobrevivido.

Tiempo de lectura: 4 min

Aprender a oír: una historia desde la Ciudad de Guatemala

Los niños nacidos con discapacidades auditivas graves tienen ahora la oportunidad de mejorar su calidad de vida gracias a mejores servicios públicos de salud. Conozca a Andrea, Fernando y Keily, tres de los muchos niños que están aprendiendo a oír por primera vez.

Tiempo de lectura: 4 min

Información sobre el proyecto

Desde 2016, a fin de mejorar el sistema sanitario público, UNOPS colaboró con el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS)  para aumentar la transparencia en las adquisiciones públicas, empezando con la adquisición de medicamentos y suministros médicos, y más adelante prestando apoyo en la reforma general del IGSS.

A través de esta colaboración, UNOPS formuló políticas sostenibles sobre adquisiciones, infraestructuras y gestión de proyectos, además de capacitar a 600 miembros del personal en materia de adquisiciones públicas y gestión de la cadena de suministro.

El proyecto permitió al Gobierno de Guatemala lograr ahorros importantes. Mediante 13 procesos de licitación pública, UNOPS ayudó a abastecer 114 hospitales y centros de salud de todo el país con 568 tipos de fármacos, lo que representa 450 millones de dosis de medicamentos. Mediante los procesos de adquisiciones transparentes y eficientes, el Gobierno estimó ahorros de alrededor de 270 millones USD, lo cual representa aproximadamente un 57% de ahorro en la adquisición de medicamentos y un 34% de ahorro en suministros quirúrgicos e implantes cocleares desde que comenzó la colaboración con UNOPS.

Alrededor de 3,2 millones de guatemaltecos tienen acceso a servicios de mejor calidad, gracias a un sistema de salud más eficiente y transparente. Lo que es más importante: el proyecto dejó un legado de transparencia en un país en el que hay un riesgo alto de corrupción en las adquisiciones públicas. De esta forma, se sentaron las bases para que en el futuro el IGSS lleve a cabo procesos de adquisiciones transparentes y eficientes.

Gracias a la financiación del IGSS, UNOPS colaboró con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para ayudar a construir el nuevo hospital en Quetzaltenango.


Descubrir más