The United Nations Office for Project Services (UNOPS)

Carreteras hacia la paz

Décadas de inestabilidad han provocado un sufrimiento incalculable a la población de la República Centroafricana. En esta segunda parte, descubrimos cómo la mejora de las infraestructuras ayuda a las comunidades a estar mejor conectadas.

A unos 600 kilómetros al este de Paoua se encuentra Bambari, la capital de la prefectura de Ouaka. Con una población de unas 40.000 personas, Bangui es un importante centro comercial y de tránsito que conecta la región con Bangui, capital de la República Centroafricana.

En un camino de tierra, un equipo motivado de mujeres y hombres construyen un sistema de alcantarillado que ayudará a evitar las inundaciones durante la época de lluvias y mejorará el tránsito de personas.

Ismaïl, representante del gremio de taxistas de Bambari, explica por qué cuando llueve las carreteras son inaccesibles, lo que provoca que las personas tengan muchas dificultades para desplazarse. Esto tiene un impacto en la economía local y restringe el acceso a servicios importantes. «Cuando llueve, no hay clientes, por lo que los taxistas tienen dificultades para tener ingresos», afirma.

Un aspecto importante del proyecto es involucrar a miembros de la comunidad en las fases de rehabilitación y construcción de las infraestructuras, ya que de esta forma se promueve la paz y la estabilidad mediante la participación de la comunidad.

«Es un placer ver a mis hermanos trabajar en la rehabilitación de la carretera. Dentro de poco podremos movernos con más facilidad», cuenta Chancella Mbalou. Con el dinero que gana, Chancella puede cuidar de sus dos hijos y tiene como objetivo montar un pequeño negocio propio. «Me gustaría abrir un pequeño quiosco y llamarlo como uno de mis hijos», explica.

En 2019, se rehabilitaron tres kilómetros de carreteras como parte del proyecto financiado por el Banco Mundial. El transporte de los materiales a las zonas de obras fue arduo. «Como saben, estamos en una zona posconflicto. Bambari fue una de las ciudades que sufrió más el conflicto. Algunas zonas todavía no son seguras», explica Placide Zandanga Komokoïna, Ingeniero de Pie de Obra de UNOPS.

Asimismo, en Bambari también se construirá una estación central para los camiones de mercancías y se rehabilitará un centro de salud.

«UNOPS, como organización implementadora de las actividades financiadas por el Banco Mundial, es un asociado clave de la prefectura», declara Victor Bissekoin, prefecto de la prefectura de Ouaka. «Es urgente reconstruir el país. Bambari va evolucionando poco a poco», añade.

Conozca a algunas de las personas de la comunidad.

Un espacio para reunirse

El primero de los cuatro proyectos de infraestructura en Bambari es la construcción de un pequeño parque municipal, donde las diferentes comunidades se pueden reunir.

En el parque lleno de árboles, se oyen las risas y cánticos de un grupo de mujeres que se congrega para promover la paz entre sus comunidades.

«Es muy positivo que nos podamos reunir aquí. Antes no teníamos ningún espacio, pero ahora sí», afirma Rose Wambeti, la responsable del grupo de mujeres de la zona que reúne a personas musulmanas y cristianas para promover un diálogo pacífico.

La paz es lo que ocurre cuando nos reunimos y decimos “no” a la violencia».

Rose Wambeti - Responsable del grupo de mujeres de la zona

Ayudar a las comunidades desplazadas a reconstruir sus vidas

«En medio de una lluvia de disparos, corrimos y corrimos».

Tiempo de lectura: 3 min

Información sobre el proyecto

El Proyecto de apoyo a las comunidades afectadas por el desplazamiento (PACAD) es un programa de 28 millones USD financiado por el Banco Mundial en asociación con el Gobierno de la República Centroafricana. UNOPS implementa el proyecto, que se divide en tres áreas: infraestructura, transferencia de efectivo y movilización de la comunidad. Cada componente tiene como objetivo cubrir las necesidades básicas de las comunidades desplazadas en cuatro ciudades y dos barrios de Bangui, la capital, para ayudar a mejorar las condiciones de vida y reducir la pobreza. 

Los objetivos clave del programa son promover un diálogo pacífico entre las comunidades al involucrarlas en las fases de planificación, construcción y mantenimiento de la infraestructura, mejorar el acceso a los servicios y garantizar que las personas más vulnerables disponen de los medios financieros suficientes para cubrir sus necesidades diarias.


Descubrir más